Demo
 

Camino al Top 16 Pro Tour Hour of Devastation

¡Hola a todos! 

Soy Sergio Ferrer, jugador valenciano, y el pasado fin de semana hice top16 en mi primer Pro Tour (PT Hour of Devastation – Kyoto 2017). Pero, el comienzo de esta historia se remonta a hace poco más de un año. Un amigo (Juan Guillenea) y yo, amantes del competitivo, nos proponemos dar un paso más e intentar clasificarnos a nuestro primer Pro Tour. ¿Cómo lo conseguiríamos? Lo más importante era darle más caña al MOL, ya que ambos jugábamos principalmente en físico y esto no te permite ni dedicarle tantas horas ni jugar con gente de un nivel muy superior.

Los éxitos empezaron a notarse pronto, Juan consiguió plaza para el PT Sidney del verano pasado y yo comenzaba a hacer muy buenos resultados en torneos más o menos grandes. Y, por fin, en el regional de junio de este año, conseguí la ansiada plaza al Pro Tour. El formato: sellado + draft de Amonkhet. La preparación: 2-3 draft al día y 1 sellado diario durante casi un mes.

 

Al poco de la clasificación comienzan los preparativos y nos organizamos unos cuantos españoles (Adrián Ramiro, Cristian Ortiz, Miguel Castro, Íñigo Pascual, Adebo y yo) para compartir casa y así poder testear juntos. 

Conforme sale la nueva colección intento jugar tantos drafts como puedo. Sé que el limitado es mi punto fuerte y que tengo que intentar sacar el máximo ahí para poder hacer un buen resultado global. Además, la semana de antes tenemos el GP, también de limitado y con 11-4 (lo que hice) conseguía bronce. Prendemos fuego al WhatsApp con capturas “What’s the pick?” y una vez en la casa nos echamos varios drafts juntos comentando las elecciones y posibles estrategias.

Tras el GP nos dedicamos a testear Standard. Probamos diferentes estrategias y no nos acaba de convencer ninguna por lo que la mayoría optamos por jugar Mardu, que era el mazo que habíamos jugado en el tipo 2 anterior. El  Abrade hacía bastante daño, también la  Hour of Devastation, llevándose por delante no solo nuestras criaturas, sino también nuestros planeswalkers. No obstante, nos seguía pareciendo bien posicionada y nos daba buenos resultados online. Adaptamos un banquillo que nos permitiera pasar al plan pesado contra las estrategias más duras y estábamos convencidos de que teníamos también buen emparejamiento contra monored (craso error).

Con todo esto llega el primer día de Pro Tour. Me siento en la mesa de draft y el chico de mi derecha, un jugador mexicano, pregunta que hacia qué lado se pasan los sobres. Mala señal, ¿por qué a mí? me pregunto. Efectivamente, el draft no va muy allá, no acabo de leer bien los colores y acabo con una Red-Green con tres removals decentes, algún bicho de calidad y otros bastantes mediocres y, a destacar, doble  Overcome, carta que me dio la mayoría de las partidas.

 

 

Gano la primera ronda a un chico que jugaba también su primer PT y la segunda a Simon Nielsen, Pro Player Gold de Dinamarca que no me sonaba de nada (no conozco a muchos pros internacionales y creo que esto me sirvió para jugar mucho más relajado, sin importarme quién estuviera delante). La cosa empezaba viento en popa, pero ahora tocaba jugar contra el peso pesado de la mesa, Martin Juza, quién sería nombrado Hall of Fame tras la partida contra mí y Draft Master de la temporada al acabar el draft del segundo día. 

La partida la jugamos en feature y la podéis ver a continuación: 

Creo que tuve bastante suerte en esta ronda. En la primera partida le servía robarse cualquier hechizo no criatura para ganar y robó tierra. Y en la tercera partida cometo el fallo de no lanzar el truco de +3+3 en la ofensiva por si luego no me robaba la tierra para hacer truco y  Overcome el mismo turno. Pero la suerte se pone de mi lado y me da la tierra enderezada para que cierre la partida con una victoria. 

Llegados a este punto estoy ya en una nube. 3-0 en mi primer draft de Pro Tour. Ahora tocaba ir a por el Standard, que pronto me devolvería a la realidad de nuevo. Mi resultado el día 1 en construido fue 2-3, ganando a una Red Eldrazi y a una Temur Energy y perdiendo contra dos RamunapRed (una de ellas era la de Thalai) y una UR Control. Tras esto acabo el día 5-3, contento por el buen resultado general, pero un poco decepcionado por el construido y por haber descubierto tan tarde lo mal que íbamos contra el mazo que suponía el 25% del metagame.

 

Comienza el segundo día y drafteo mucho más cómodo que el primer día. Leo bien los colores y acabo bastante contento con el mazo. No es una bomba y echo en falta algún  Open Fire, pero tiene muy buena curva y varios trucos, por lo que estoy conforme. A destacar que pasaron dos expediciones que nadie cogía ( Doomsday y  Stifle) y a pesar de ser español, yo tampoco lo hice. Aquí tenéis la lista:

 

 

Las partidas se desenvuelven con bastante normalidad. Gano la primera a Jacob Wilson, que se había montado una UB ciclo bastante curiosa con  Hour of Eternity. La segunda a un estadounidense muy simpático que también estaba jugando su primer Pro Tour y la final a un francés que jugaba su segundo Pro Tour y del cual me tragué una  Hour of Revelation que splasheaba en lo que parecía ser un mazo UG.

No me lo podía creer, 6-0 en la porción de limitado, la gente dándome la enhorabuena, Brian David-Marshall solicitándome unos minutos para una entrevista y yo, una vez más, en una nube. Ahora tocaba la porción de construido de nuevo y comienzan los nervios.

Gano las tres primeras rondas. Dos son mirrors de Mardu contra Frank Karsteen y Max McVety y la última a Martin Juza (otra vez), que jugaba Red Eldrazi. Con esto me pongo 11-3 y sé que aunque pierda las dos últimas ya tengo plaza para el siguiente Pro Tour. Esto es lo que soñaba al llegar aquí, así que me doy por satisfecho y brinco de alegría.

Ronda 15, me siento a jugar totalmente despreocupado y mi oponente me pregunta: ¿esto es un win-and-in para el top8, verdad? Sinceramente, ni me había planteado eso, pero tiene razón, estoy rozando el top8, vamos allá. Tiramos los dados y sale mi oponente. Mi mano, 5 tierras (ninguna manland, ninguna se cicla),  Thraben Inspector y  Walking Ballista. Me hago mulligan ya que no sé qué juega mi rival. Segunda mano, 3 tierras, dos  Scraphead Scrounger, 1 Gideon. Me la quedo y mi oponente sale de turno 1  Bomat Courier, turno 2 doble  Bomat Courier. Y empiezo a reír, no sé por qué, pero me hizo gracia que por segunda vez en el torneo mi mano inicial contra monoR (o algo parecido, ya que este chico llevaba un splash a negro, se puede ver la lista en el top8), tiene doble cucaracha y cero defensas. Pierdo rápido la ronda 0-2. Lamentablemente, Thalai, quien jugaba a mi derecha también pierde su win-and-in.

Y llega la última partida del Pro Tour, si gano, consigo el Silver y la invitación a un Pro Tour más (aparte de Albuquerque), así que sigue habiendo cosas en juego. Comienza mi oponente, juega zombies y la primera me pasa por encima. Consigo ganar las dos siguientes con un par de missplays debidos al cansancio. Comienzo a saltar de alegría y espero a la clasificación final.

Finalmente quedo en décimo primera posición, empatado con dos de los miembros del top8. Mi alegría es inmensa, no lo puedo creer, esto supera con creces todas las expectativas que traía para el torneo. Recojo las cosas y aprovecho para invitar a mis compañeros de casa a cenar, que nos lo hemos ganado.

 

 

Para terminar, quiero dar las gracias a varias personas. A toda la gente de fuera del mundillo que me ha dado apoyo de cara al torneo, en especial a mi familia y a mi pareja, que me han hecho creer que podía conseguirlo. A Juan Guillenea, con quien espero poder compartir la experiencia PT juntos muy pronto, porque sin él no habría conseguido plaza para el Pro Tour, ya que ha sido una pieza clave en mis testeos de limitado de cada ampliación y una de las personas de las que más aprendo. A el resto de amigos de las Magic, por tantos buenos momentos y por la energía que me mandaban con sus madrugones para ver el evento. Y a los compañeros de experiencia, porque a pesar de que la decisión de jugar Mardu no fue la más correcta por la alta presencia de monored, los planes de side funcionaron a la perfección en todos los demás emparejamientos y los tech singleton consiguieron robar varias partidas (MVP  Archangel Avacyn, pero también Cut//Ribbons). Y, también, porque me hicieron pasar muy buenos ratos, con risas aseguradas, salseo y mucho más, haciendo que la estancia en Japón fuese muy entretenida.

 

Sergio Ferrer

@noesmitipo

 

Etiquetas: Pro Tour HOU, Sergio Ferrer, Standard, Report