Demo
 

Mentalidad Ganadora

Antes de comenzar me gustaría advertir que, aunque en este artículo encontraréis consejos para mejorar vuestro juego, no he utilizado ninguna fórmula mágica ni método científico milagroso. Todo lo escrito se basa únicamente en mi experiencia como jugador, algunos razonamientos sencillos, y mis propias sensaciones.

Y es que las sensaciones son muy importantes durante un torneo. Sentirse cómodo con tu baraja (algo que se consigue mediante el testeo) es solo el primer paso para tener una experiencia agradable, y es la mejor forma de empezar a ganar confianza en tus posibilidades. Es en este momento cuando entran en juego todos los factores de preparación. Si hemos estudiado el metajuego, nos conocemos nuestra baraja y sabemos cómo desenvolvernos en cada emparejamiento, llegaremos a la primera ronda con la tranquilidad del alumno que ha hecho los deberes. 

Si eres de los míos, entonces son esas primeras rondas del torneo las más complicadas. Ya sea por el sueño, la falta de concentración, o el nerviosismo de no haber puesto más tiempo en esos “deberes” previos al torneo, la victoria es más difícil de lo que debería, perdiendo a veces contra gente de menos nivel y con peores barajas. A medida que van avanzando las rondas, la confianza va en aumento y aumenta la soltura con la baraja hasta que llega el momento culminante del torneo, el win-and-in que da acceso al Top 8.

En ese momento, en la ronda más importante del torneo, jugando entre la espada y la pared, entre la eliminación y la clasificación, es cuando debemos de sacar lo mejor de nosotros. Es muy importante creerse capaz de alzarse con la victoria, y para ello es necesario tomar decisiones valientes, por muy difíciles que sean. A continuación mostraré tres aspectos del juego en los que puedes reflejar estas decisiones.

 

 

Mulligan

 

Fact or Fiction ©2017 Wizards of the Coast LLC in the USA & other countries. Illustration by Terese Nielsen

 

El primer reto al que se tienen que enfrentar todos los jugadores una vez llegan las rondas límite ocurre antes de empezar a jugar una sola carta. El momento de decidir si quedarnos o no la mano inicial separa a los cobardes de los valientes, y la decisión que tomemos tendrá muchas consecuencias en el resultado final. Aquí es cuando el ánimo de muchos jugadores comienza a flaquear, y ante el temor de no poder jugar una partida normal y buscando razones para justificarse, tomarán la decisión equivocada, tanto si es darse mulligan como si es quedarse la mano.

Por un lado, aquellos que se quedan manos malas de una tierra o con más de cuatro están pidiendo a gritos perder una partida normal, y a cambio dirán que han tenido mala suerte, ya sea robando más tierras de las necesarias o no encontrado las que necesita para jugar sus cartas. Si por el contrario se dan mulligans de forma apresurada y descartan automáticamente todas las manos dudosas, están concediendo una importante ventaja contra sus rivales, tanto anímicamente como en forma de cartas. 

La clave, como en muchos otros aspectos, está en encontrar el equilibrio entre ambas líneas. ¿Una mano con una sola tierra pero con varios removals de costes bajos? ¡Adelante! ¿Tienes cinco tierras en mano junto a una de las cartas clave del banquillo? Si es un mirror de control, ¡quédatela! Al final lo importante es no dudar de tu decisión final y afrontar con confianza el resto de la partida.

 

 

¿Lo tiene o no lo tiene?

 

Sleight of Hand ©2017 Wizards of the Coast LLC in the USA & other countries. Illustration by Jim Murray

 

Otra de las decisiones importantes que surgen durante una partida es la de jugar alrededor de una carta específica. Ya sea la pieza del combo que le falta, el removal masivo que necesita o una tierra de un color específico, habrá varias situaciones en las que si el rival tiene esa carta concreta y no la tenemos en cuenta, perderemos de inmediato. A veces, incluso jugando perfectamente alrededor de esas cartas, perderemos igualmente al cabo de unos turnos, o al enfrentarnos a otra carta distinta con la que no contábamos.

Teniendo en cuenta que la probabilidad de que un rival tenga en su mano una copia de una carta concreta de la que juegue cuatro copias es de un 50%, si después de analizar la situación seguimos dudando, mi consejo es lanzarse sin miedo y cruzar los dedos para que el rival no tenga la respuesta correcta. Siguiendo esta misma regla, si lo que buscamos es iniciar una jugada proactiva, también debemos lanzarnos sin miedo, obligando a que nuestro rival tenga la respuesta adecuada en el momento preciso, en vez de adoptar un rol pasivo y dejar que pasen los turnos.

 

 

Estudia a tu rival 

 

Snapcaster Mage ©2017 Wizards of the Coast LLC in the USA & other countries. Illustration by Volkan Baga

 

Después de discutir sobre algunas de las situaciones concretas que nos pueden poner a prueba y enfrentarse a ellas con éxito, podemos dar el siguiente paso: superar mentalmente a nuestros rivales. Estudiar su comportamiento y su manera de ver el juego nos proporcionará una gran ventaja táctica si logramos adivinar el valor que le da a sus propias cartas, pudiendo así anticipar fácilmente su próxima jugada e incluso lo que puede estar ocultando en su mano. 

Este hecho cobra mayor importancia a nivel local. Si conocemos de antemano a nuestro rival, ya sea por haber jugado anteriormente o por ser un jugador habitual, nos será mucho más fácil identificar su estilo de juego, y responderemos de la mejor manera posible a cada uno de sus movimientos. El problema viene cuando intentamos trasladar esto a un escenario internacional como puede ser un GP. Intentar clasificar el estilo de juego de un rival que no conocemos en absoluto y que proviene de un país distinto es una tarea mucho más complicada, y si generalizamos y lo encasillamos en un subgrupo es posible que estemos cometiendo un grave error. En esos casos solamente podremos identificar patrones muy simples, y es poco probable que logremos sacar ventaja de un análisis exhaustivo de su perfil como jugador.

 

Una vez hayamos cumplido todos estos pasos previos estaremos capacitados para ganar el emparejamiento en el terreno mental, y eso nos debería de dar la confianza necesaria para tomar la decisión correcta turno tras turno. 

 

Si alguna vez ves flaquear tu fortaleza mental, recuerda las palabras de Kamahl:

No he venido a jugar. He venido a ganar.

Kamahl, Pit Fighter ©2017 Wizards of the Coast LLC in the USA & other countries. Illustration by Kev Walker

Etiquetas: Torneos, Psicología