Demo

Taking a break

No está siendo mi momento más activo en cuanto a Magic se refiere. Prueba de ello, entre otras cosas, la realidad es que ha pasado una temporada completa de Pre PTQ en la que no he jugado ni uno solo. Absoluto cero. A veces tratas de clasificarte al Regional PTQ y no consigues alcanzar el objetivo – Algo que me ha pasado en varias ocasiones- mientras que otras ocasiones sí lo haces. Esto es lo normal, un mundo en el que la mayoría de vosotros se mueve cada fin de semana, así como la mayoría de miembros de este equipo. 

Lo que nunca pensé que pasaría es que no jugase ni uno solo de estos torneos durante una temporada entera. En ocasiones he tenido que conformarme con tan solo dos o tres, algo que viviendo en Madrid se queda muy corto (dada la amplia oferta de la que disfrutamos), pero nunca cero. En cualquier caso, mi manera de ver las cosas me hace olvidarme de ello y mirar hacia la nueva temporada de Modern. El tren de Magic no se detiene nunca, y su velocidad va en aumento. 

¿Es que ya no me gusta Magic? Nada más lejos de la realidad, pero las fechas de los torneos, la época del año y demás factores han hecho que no pudiera hacer coincidir ni una sola libranza con un Pre PTQ. El único al que he asistido ha sido al de Rebellion, y no precisamente para jugarlo. 

Evidentemente la droga que aportan las cartas corre por mis venas y no es algo que tenga intención de expulsar. Muchos estaréis pensando que Magic Online es una gran solución, y estáis en lo cierto, pero mi horario laboral combinado con la forma en la que comparto las cartas con mis compañeros y la falta de objetivos en el Magic físico me hacen muy complicado utilizar esta herramienta. La falta de objetivos es algo que me desmotiva mucho, y sin un Grand Prix, Regional PTQ o un simple Pre PTQ en el horizonte, siento que las ligas que juego no van a ninguna parte. 

Death's Shadow 2017 ©Wizards of the Coast LLC in the USA & other countries. Illustration by Howard Lyon

Es posible que muchos de vosotros estéis en una situación similar, y os garantizo que es una verdadera lástima porque Estándar vuelve a ser un formato diverso y con barajas apetecibles, mientras la temporada que se nos viene encima es de Modern, un formato que gusta mucho, como siempre, pero que ahora mismo no atraviesa uno de sus mejores momentos. A pesar de todo, estaré tratando de llevarme un PrePTQ de Modern siempre que tenga la oportunidad de asistir. 

Como siempre, aprovecho para dejar un consejo, y es que en Modern siempre es complicado elegir una baraja, y más aún si pretendemos ganar un torneo con ella. Asumo que la mayoría de los lectores de este artículo y esta página asisten a eventos tipo PrePTQ. Si este no es tu caso, mi recomendación es que elijas la baraja de Modern con la que mayor afinidad y diversión tengas, pues al fin y al cabo esto es un juego y divertirse es el objetivo principal. Si por el contrario buscas ganar un evento como el ya mencionado, entonces la cosa se complica. Modern nos da un montón de posibilidades competitivas, pero podemos caer en la trampa de elegir una baraja “decente” con la que seguro que ganaremos algunas partidas y rondas, pero para ganar un evento como un Pre PTQ, normalmente solo podremos otorgar una sola derrota en todo el torneo. 4 victorias en el suizo + 3 victorias en el top8 por tan solo una derrota hacen un récord de 7-1. Un maravilloso 87,5% de victoria. Esto no es sencillo de conseguir, y no lo lograremos con cualquier baraja.

A pesar de esto, siempre debemos elegir una baraja con la que al menos tengamos algo de experiencia, o que se adecúe a nuestro estilo de juego en la medida de lo posible. No es cuestión de coger Vizier Combo, PIF o Tron, enfundar y empezar a atracar rivales. Estos estarán preparados y si no tenemos nociones de cómo salir de situaciones difíciles, perderemos sin remedio. Igual tan solo os interesa la mejor baraja, sin importar el estilo. En ese caso os reconoceré algo: La mejor baraja del formato es Grixis Shadow. Pero cuidado, no creáis que el formato no se ha adaptado a ella. Actualmente se encuentran cartas de odio contra cementerios de base en muchas estrategias donde normalmente lo haríamos de banquillo. Esto afecta de manera indirecta a otras estrategias como Living End, Dredge o PIF. Quizás no es el mejor momento para estas. 

Pero mi idea no era venir aquí hoy a resolver el Modern, aunque no puedo evitar comentar varias cosas sobre el estado actual. ¡Qué mala es la droga en forma de cartón! 

Hoy trataba de traeros un punto de vista diferente. Todos sabemos que en verano el calendario de Magic, y de la mayoría de cosas, se vuelve muy tranquilo y todo parece paralizarse hasta el fin de las vacaciones y el buen tiempo. Esto es causa de esa falta de objetivos que comentaba antes, y es algo que me hace tomarme un respiro en este mundillo. Supongo que bastantes de vosotros estáis en esta misma situación. No obstante esto solo sirve para cargar las pilas, pues el mismo 1 de Septiembre ya tenemos Grand Prix en Turín, de formato Estándar, y estoy ansioso por jugarlo. 

Este último mes, sin embargo, he explorado otros mundos de cartón como buen yonki del mismo que soy. Hace poco mi compañero Alejandro Dupuy escribía en esta misma página sobre otros juegos de cartas (todos solo disponibles en plataforma online) que podían ser una buena alternativa a Magic en momentos de descanso como este. El juego que más ha llamado mi atención y al que más tiempo he dedicado es Hearthstone

Resulta que yo creía que era un bicho raro cuando empecé a tomarme este juego de forma algo más competitiva, pero ¡Todo el mundo juega!. Al final, por mucho que quieras divertirte, la vena ganadora ya la tienes dentro, y perder tan solo por el hecho de no tener las barajas completas es una vergüenza. Inadmisible. Sinceramente, siendo mucho más simple que Magic, me ha sorprendido. No voy a explicar como funciona este juego, pues esto ya lo hizo Alejandro en su artículo, y no son pocas las maneras de aprender rondando por internet. Al fin y al cabo, esto es una web de Magic amigos.

Para aquellos que hayáis probado el juego, estaréis de acuerdo conmigo en que las cartas con un factor azar absurdo incluido en ellas es algo que enfada mucho al jugador de Magic cuando lo prueba, pero qué RICO es contar con ese quinto “mana” en el quinto turno (y así sucesivamente) TODAS las partidas. El azar está presente en ambos juegos, esto es innegable. 

No creáis que el juego está al nivel de Magic. Ni siquiera se acerca. Magic es único y es el mejor juego de cartas que existe pero he de reconocer que Hearthstone no está nada mal. Es divertido y sus partidas son rápidas. Esto se ve acentuado por la posibilidad de jugar en dispositivos portátiles y la interfaz y sencillez del juego, que hacen que jugar sea muy agradecido. Conseguir las cartas más poderosas no es gratis, pero jugar “competitivo” si lo es,  algo que se agradece cuando queremos echar unas partidas para desconectar, sin que perder conlleve pérdida de dinero, pero sin sentir que estamos perdiendo el tiempo si tenemos una buena racha y ganamos.

¿Debemos entonces dejar Magic por Hearthstone?

Jajajaj

Tan solo si os sentís en un momento parecido al mío, en el que no podéis evitar meteros droga en forma de cartones y Magic no os es accesible, por cualquier motivo, podéis probar este juego. Pasaréis el rato, y después volveréis a la vida real, a Magic, olvidaréis las bromas y quizás en otro momento podáis retomar este juego online. Esta no es la única alternativa, de hecho se habla mucho de un juego llamado Gwent que parece muy innovador. No puedo deciros nada sobre este, pero quizás mi compañero Alejandro se curre otro artículo hablando de él.

Por supuesto, nos veremos en las mesas, esta vez jugando Modern. Y no dudéis que estaré quemando el MOL con mis compañeros tras el Pro Tour si decidimos ir a ese Grand Prix Turín. 

Muchas gracias por leer. 

Etiquetas: José Luis Velázquez, Fundamentals, Magic