Demo

Decisiones

En la vida, como en cualquier partida de magic, cada paso supone una decisión, muchas de ellas ni nos damos cuenta de que lo son, la más común por ejemplo ¿Quién empieza? Otras, en cambio, nos exigen valorar más factores o nos plantean una situación más poco común y debemos dedicarle más tiempo.

 

Lo cierto es que muchas ya las tenemos automatizadas, y tiene sentido, si hubiéramos de pensar cómo queremos hacer cada cosa que hacemos en nuestra vida usaríamos demasiada energía y tiempo, por eso existen los automatismos. El peligro de estos, es que a veces tenemos como hábito alguna acción que puede ser perjudicial en nuestros resultados, y ahí es dónde veo necesario hacer un ejercicio de revisión para detectar si tenemos alguna práctica negativa.

En cambio, la mayor complicación en las complicadas, es saber detectar cuándo debemos pararnos y analizar, ya que como tienen un coste muy alto, si no usamos un método de pensamiento “económico” podemos caer en la demora y el desgaste innecesario.

Para simplificar todo esto, no hay ninguna forma definitiva, pero se puede separar en unos simples pasos, que cada cual en sí mismo se complica mucho mas.

 

1. Elección de un propósito

Obvio, pero es muy común ver jugar a un jugador sin tener un plan, o en caso de tenerlo, no actuar en consecuencia. Aquí tenemos que buscar cómo tenemos más posibilidades de ganar y cómo lo hacemos.

Por ejemplo, en el anterior Standard (se da el caso en este también), era muy común jugando MonoBlack Zombies, que con el  Cryptbreaker eligiésemos robar carta a no ser que hiciéramos 5 daños o más, ¿por qué? Porqué nuestro plan era expandir mesa y sacar ventaja a nuestro oponente de cartas. La carrera de vidas se saldaba a favor de BG Constrictor la mayoría de veces, sus cartas individualmente eran mejores, y buscábamos poder abusar de nuestras sinergias.

Sabiendo esto, si se nos presenta en partida una situación, puede haber excepciones, pero generalmente nos será más fácil identificar el camino correcto. Hay muchos factores como la relación Tempo vs Ventaja de cartas que se facilita mucho si aprendemos a identificar en cada partida cuál es nuestro rol y plan.

 

2. Estilo/ Preferencias

Puede que dónde mas destaque este punto sea en la elección del mazo, dónde si hemos identificado nuestros puntos fuertes y flojos, sabremos qué mazo puede potenciar nuestras virtudes. Si eres un buen calculador, es normal que prefieras affinity en lugar de jugar una UW control, pasarás más veces por combate, y tendrás que sacar cada punto de provecho. La cuestión es buscar nuestra mejor arma de las posibles.

Aún así, incluso en medio de una partida, puedes encontrarte con diferentes líneas de juego y objetivamente puede ser muy difícil elegir cuál es la mejor, y ahí es dónde entra tu estilo.

Seguramente siempre haya una mejor línea de juego, es decir, la que más % de victoria tiene, pero puede entrar en una situación incómoda para ti, y esto hacer que elijas peores decisiones en el devenir de la partida, por ello si no ves una línea de ventaja clara entre dos opciones, no tengas reparo en elegir aquella que te haga sentir más cómodo.

 

 

3. Valora las consecuencias de cada opción

En cada partida van a aparecer situaciones dónde tengamos que elegir entre una línea de juego o otra, el hecho de atacar o bloquear ya es una disyuntiva entre dos opciones, si le añadimos el hecho de girar las tierras, jugar hechizos, hacerlo de una secuencia u otra... nos abre un árbol de variantes completísimo.

Elegir es renunciar, a cada elección debemos valorar a qué renunciamos y que conseguimos, para ello debemos dar un valor a cada acción, y calcular el riesgo. En muchos casos hay una línea más arriesgada que otra, generalmente podemos elegir la línea de juego más arriesgada si vamos muy por debajo de la partida, en cambio, tenderíamos a jugar más conservador si estamos un poco por encima, para que nuestro oponente no nos pueda igualar en caso de tener la carta adecuada.

Para automatizar y conseguir una técnica más depurada, se suele dar el consejo de no volver atrás en los análisis, no sólo nos ahorra tiempo, sino que además nos ayuda a acostumbrarnos a estar centrados. Eso sí, al principio no os desesperéis si decidís intentarlo ya que solemos ir más lento y además, fallar algo más. Puede parecer un poco pesado o incluso repetitivo, pero como todo mecanismo, al final se automatiza, y se realiza de una forma casi imperceptible

Para complementar el proceso de toma de decisiones muchos jugadores se apoyan en la intuición, la cual puede ser una herramienta perfecta, pero también puede jugarnos malas pasadas.

¿Cómo se usa la intuición?

La intuición aparece cuando tenemos unos parámetros o unos esquemas que tienen unas características en común, aparecen a través de la experiencia. Esto tiene una ventaja muy clara, ya que al poder basar nuestro proceso de toma de decisiones en esquemas, nos facilita la tarea, y posiblemente podamos elegir la opción correcta mucho mas fácilmente.

Por contra, si nuestros esquemas o nuestra intuición son erróneos o no están entrenados, nos pueden hacer tomar decisiones falsas. Por ello, los jugadores que se basan mucho en la intuición, suelen tener problemas de adaptación al principio de cambio de formato, o requieren un gran número de partidas a un formato para empezar a tener un alto rendimiento.

 

 

Para entrenar la intuición, aparte de jugar partidas, debemos detectar algunos patrones. Por ejemplo, cuando hayamos jugado muchas veces contra BG Constrictor, no tendremos ni que pensar que hacer contra el t2 de  Winding Constrictor si tenemos la opción de removal o bajar criatura.

Esto son algunas líneas generales, hay muchos aspectos que se pueden entrenar para poder tomar buenas decisiones, elegir bien el plan, entrenar mecánicas, entrenar cálculo o leer bien el lenguaje no verbal de nuestro oponente o el nuestro. Esos aspectos podrían tratarse en futuros artículos, ya que se puede hablar de cada uno de ellos de forma muy extensa, aunque no es el objetivo de este artículo.

Sé que es un artículo bastante general y simple, pero este proceso es tan complicado, que veo útil mostrarlo en su mayor simpleza para luego ir desarrollándolo. Si os ha animado el tema, comentad en twitter o en los comentarios e intentaré dar continuidad . Nos leemos, y sobre todo, tomad buenas decisiones.

 

- Hay tantas opciones al largo de la vida, que la suerte desaparece -

 

Pedro Lechado

@Plechado

 

 

 

 

Etiquetas: Conceptos, Decisiones