Demo
 

Una Última Oportunidad: Reflexiones tras 1K Torneos

Tras cuatro semanas, miles de kilómetros e incontables horas en aviones y autobuses, el RPTQ de este fin de semana pone fin a esta locura. Empezaba el día 27 de octubre viajando a Liverpool para el GP, seguidos del Pro Tour Ixalan en Albuquerque, New Mexico; GP Varsovia un fin de semana después, y para cerrar esta locura de mes mañana vuelvo a Varsovia para jugar el RPTQ. Y todo esto con un objetivo muy claro, pero difícil: clasificarme al Pro Tour de Bilbao.

Cuando empecé a reservar vuelos y hoteles para este viaje no era consciente del cansancio físico y mental que todos estos torneos iban a suponer. Para complicar un poco las cosas, ahora mismo estoy estudiando durante este semestre en Lituania, ese país que muchos sabréis donde está, pero seguramente lo confundáis con sus vecinos Letonia y Estonia.

La comunidad magiquera aquí es muy diferente a lo que estamos acostumbrados en España. Los jugadores son mucho más casuales que en nuestro país, y tan solo hay dos tiendas en toda Lituania, lo cual reduce mucho las posibilidades de jugar PPTQs. Para alguien acostumbrado a tener 3 PPTQs en Madrid cada fin de semana se hace raro que solo haya 3 PPTQs a los que es razonable ir, uno a 10 minutos andando de mi casa, otro en una ciudad a 2 horas de la mía y para el tercero habría que hacerse 4 horas de coche para viajar a la capital del país vecino. Y si comparamos los nacionales de aquí con los nuestros, seguro que os sorprende saber que el de aquí solo lo jugaron 30 personas.

A esto hay que añadirle que al estar de Erasmus siempre hay cosas que hacer: viajes, visitas, conocer a un montón de gente, salir de fiesta y aunque no lo parezca, ir a clase y hacer numerosos trabajos. Tenía que preparar cuatro torneos muy importantes y apenas tiempo para hacerlo y, sobre todo, pocas ganas.

 

Travel Preparations ©2017 Wizards of the Coast LLC in the USA & other countries. Illustration by Vincent Proce

Mi idea para preparar tantos torneos y de tres formatos diferentes era la siguiente: para el GP de Liverpool y la parte de limitado del Pro Tour intentaría jugar el mayor número de drafts posible antes del GP, y quizás alguno más una vez llegase a Albuquerque. La parte de construido del Pro Tour iba a ser diferente a lo que estamos acostumbrados, normalmente el Pro Tour es dos semanas después del lanzamiento de cada colección, pero esta vez iba a ser 5 semanas después, con Nacionales y el Mundial de por medio, por lo que el formato iba a resuelto cuando llegase el momento del Pro Tour; simplemente habría que elegir la baraja mejor posicionada y llegar a una buena lista. Para el GP de Varsovia sería más fácil, con el conocimiento conseguido para el Pro Tour y los resultados del mismo, no debería ser muy difícil encontrar un buen deck.

Mi primer draft de la ampliación fue en el top 8 del último PPTQ de la temporada pasada. Drafteé una R/W Dinos bastante razonable y me hice con el torneo. Después de esto empece a draftear en Magic Online con resultados desastrosos, era incapaz de pasar del 1-2.

 

GP LIVERPOOL

Mi viaje comienza levantándome a las 5 de la mañana, para coger un par de horas más tarde un vuelo a Leeds, pasar allí el día con uno de mis mejores amigos del instituto y finalmente llegar a media noche a Liverpool. Igual que comentaba antes cómo estoy acostumbrado a PPTQs todos los fines de semana, también estoy acostumbrado a tener vuelos desde Madrid a cualquier parte de Europa. En el aeropuerto coincidí con los dos únicos jugadores lituanos que se acercaron al GP; y a la ida volarían a Leeds, pero para volver el lunes tendrían que salir desde Birminghan. 

Para este GP me quedaría con mis compañeros de equipo Carlos Oliveros y Gonzalo Pérez, y con el creador de la Cephalid Breakfast hace ya bastantes años: Javier Domínguez. A Oliveros le conozco desde que ambos teníamos 13 o 14 años y nos pasábamos el día en Metropolis Center o en la antigua Evolution Store de Ópera. Mi primer trato con Gonzalo fue a través de un artículo en la web de Arcanis, donde tuvimos un pequeño conflicto, nada que no solucionásemos cuando nos conocimos en persona. Con Thalai empecé a coincidir en torneos desde su vuelta a los ruedos allá cuando me clasifiqué a mi primer Pro Tour en 2014, y desde entonces hemos compartido numerosos torneos.

 

El sábado por la mañana, mi plan de abrirme una Vraska -acompañada de varias bombas más- no funciona del todo. Pero acabo montando una U/G que no es espectacular, pero sin duda puede plantar cara a cualquier cosa que se le ponga enfrente. Tras los byes acabo 7-2, contento porque el deck no era espectacular, pero sintiendo que podría haber ganado una ronda más si hubiese jugado un poco más centrado.  

El primer draft del día 2 es un desastre, en ningún momento tengo demasiado claro en que colores debería estar y le paso hasta cuatro Firecannon Blast a Marcio Carvalho, que se encuentra a mi izquierda, obviamente nos toca en segunda ronda y me acaba ganando. Finalmente acabo 0-3 y con la sensación de que no entiendo el formato.

El segundo draft empieza muy bien abriendo una Vraska y acabo drafteando una UB Pirates, que gracias a los numerosos tesoros puede splashear la Vraska sin dificultad. Tres rondas después se ha demostrado por qué el Planeswalker multicolor es la mejor carta de la colección, y me hago un 3-0 sin demasiado problema. 

 

PRO TOUR IXALAN

Al día siguiente, a las 6AM estábamos de camino al aeropuerto de Manchester. Tras unas 20 horas de viaje, en las que Oliveros estaba demasiado emocionado, llegamos a la testing house que habíamos alquilado en Albuquerque junto al resto de españoles. Finalmente fuimos 10 los que nos juntamos para preparar el torneo: Iván de Castro, Iván Ojeda, Alberto Galicia, Pol Pizarro, Isaac Riveiro, Karel Rodríguez, Álvaro Fernández (el mejor amigo de Gerry Thompson), Sergio Ferrer, Carlos Oliveros y un servidor. 

Obviamente, lo que más nos apetecía tras tantas horas de viaje era irnos a dormir nada más llegar ponernos a draftear como locos. Finalmente a las 2AM, unas 30 horas después de despertarnos en Liverpool, nos íbamos a dormir.

Con tan poco tiempo la idea era elegir el deck que queríamos jugar el martes, el miércoles encontrar la configuración con la que más cómodos nos sintiésemos y el jueves tomárnoslo algo más relajado, jugando tan solo algunas partidas, haciendo los últimos retoques en el side, yendo a apuntarnos al torneo y haciendo algo de turismo por los sitios donde se rodó Breaking Bad.

Antes del torneo tenía muy claro que iba a jugar un deck con 4 Attunne with Aether y que me gustaría acompañarlo con Glint-Sleeve Siphoner, pero que al mismo tiempo no quería jugar Winding ConstrictorWalking Ballista, sino una versión algo más midrange con más The Scarab God y cartas como Vraska's Contempt o la propia Vraska. El problema de estas versiones es que flojeábamos algo contra Ramunap Deck -y variantes, como Mardu Vehicles, RB Aggro o Mono Black Aggro-. Esto hizo que quisiese jugar cartas como Harnessed LightningWhirler Virtuoso.

Durante el día pruebo varias versiones de Energy, tanto Sultai como Temur, pero soy incapaz de ganar una partida, tanto en físico con mis compañeros de testeo, como en el Magic Online. El martes me acuesto sin tener demasiado claro qué quiero jugar.

Ese mismo día aparece en Magic Online una lista de Jaberwocki que combina todo esto en una versión 4 color de Energy. La monto en el MOL y juego alguna liga, y sigo perdiendo irremediablemente; por lo menos llego a la conclusión de que tengo que prescindir o bien del negro o del rojo.

Con esto en mente acabo montado la siguiente lista de Temur splasheando las cartas que me parecen imprescindibles para romper los mirrors de EnergyThe Scarab GodVraska, Relic Seeker

 

La lista estaba lejos de ser perfecta, pero a pesar de mis desastrosos resultados en el testeo, sentía que la lista tenía sentido. Aún con ello, no me veía demasiado preparado para el torneo.

 

El viernes nos levantamos temprano, suena The Eye of the Tiger de fondo, suena Macklemore, estamos contentos y motivados para hacerlo bien en el Pro Tour

Empieza el primer draft y me enfrento a un pick muy difícil, pero que ya habíamos discutido en la charla de limitado que tuvimos en la casa. Hostage Taker vs Charging Monstrosaur, sin duda dos de las mejores cartas de la ampliación, pero el pirata nos pareció que era ligeramente mejor. Tras pasar dos Bonded Horncrest, me empiezan a llegar cartas de piratas rojas y negras y acabo con un deck R/B splasheando el Taker bastante razonable.

Durante la primera ronda estoy bastante nervioso y recibo dos Warnings por fallos tontos, tengo que centrarme más. A pesar de ello me consigo hacer con la primera ronda, a continuación juego contra el jugador al que le pasé todas las cartas R/W buenas, por lo que sabía que probablemente estuviese en R/W Dinos. Así fue, y tras atracarme la primera partida de turnos 1 al 5, su maná no acompañó en las otras dos partidas y me hice con la victoria contra el deck más poderoso de la mesa. En la final del draft me enfrento a otra R/W, pero en esta ocasión llena de fillers y cartas bastante malas a priori. Aún así, gracias a una buena curva y algún mal ataque mío, acabo perdiendo la ronda.

Charging Monstrosaur ©2017 Wizards of the Coast LLC in the USA & other countries. Illustration by Zack Stella

Tras el draft empezaba el construido, con el cual estaba bastante desilusionado. Mis sospechas se confirman y fácilmente pierdo 4 rondas seguidas, para acabar 2-5 antes de dropear. Pierdo contra Temur Energy, Ramunap Red, Mono Black Aggro y Mardu Vehicles

En este momento no me queda más que pensar, pensar qué he hecho mal y cómo puedo remediarlo. El deck sí estaba bien posicionado, de hecho pudimos ver a PV con una lista muy similar por las mesas de arriba todo el torneo, pero no estuve lo suficiente centrado y jugaba con muy pocas ganas, esto fue lo que más factura me pasó.

El sábado decidimos jugarnos el PTQ del Magic Online, tan solo para dropear antes de que empiece la ronda. En este punto mi win rate en Standard a lo largo de la semana debía rondar un 25%. El domingo consigo ganar mi primera partida relevante de Standard en el Pro Tour Challenge.

Por suerte no todo iban a ser desgracias durante el fin de semana y Karel Rodríguez y Alberto Galicia estuvieron todo el fin de semana rondando las posiciones de dinero, aunque al final no pudo ser. Por otra parte, Sergio Ferrer volvió a demostrar que se encuentra muy en forma y volvió a repetir el resultado de su primer Pro Tour: Top 16, y con ello se clasifica a todos los Pro Tours de este año y el primero de la siguiente temporada, ¡y solo hace cinco meses que ganaba su plaza para el PT de Kyoto! ¡Enhorabuena!

El lunes tocaba volver a casa, y tras 26 horas, 4 aviones y 3 escalas, por fin el martes por la noche estaba en casa.

 

GP Varsovia

Tras la estampada en el Pro Tour no tenía ganas de ir a Varsovia, apenas había llegado a casa el martes y el viernes tendría que volver a irme. Aún así me acabo convenciendo para ir y pasar un buen fin de semana con todos mis amigos de Madrid que venían a Varsovia para la ocasión.

No me compliqué mucho a la hora de elegir la baraja, y me limité a copiar la lista que jugó Brad Nelson en el Pro Tour la semana anterior.

 

La lista a priori parecía sólida y me gustaba. Empecé ganando la primera ronda contra GPG, para perder a continuación contra Adrián Retamosa y su Temur. Rondas más tarde me estoy enfrentando a U/W Approach y en la tercera partida la tengo bastante controlada, robando varias cartas por turno y The Scarab God haciendo de las suyas. Pero en el turno decisivo me pasa factura haber copiado la lista tal cual sin haberla modificado, y el singleton de Spell Pierce no es suficiente para lidiar con la copia letal de Approach of the Second Sun. Acabo perdiendo una ronda que, de haber montado yo mismo el banquillo, habría tenido un Negate en la mano y habría ganado sin ningún problema.

Acabo el día 6-3 tras perder contra Ramunap Red y me encuentro bastante decepcionado, sin ni siquiera ganas de jugar el día dos, en contraste a dos buenos amigos que habían conseguido su primer día dos con 6-3 y 7-2. Para él haber hecho 6-3 significaba un mundo y para mí, en cambio, era un resultado bastante decepcionante.

Sin opciones de alcanzar el top 8, jugando bastante torpe y descentrado y con un odio bastante grande al Standard, el domingo no me levanto para ir a jugar el día dos y me quedo durmiendo toda la mañana, lo único que quería es volver a casa.

 

UNA ÚLTIMA OPORTUNIDAD: RPTQ VARSOVIA

Mañana vuelvo a Varsovia, esta vez con las pilas cargadas y confiado en el deck y en mí mismo. El RPTQ es de Modern y aquí me muevo como pez en el agua. Es la última oportunidad para conseguir la ansiada plaza. A pesar de no haber tocado el formato desde el último PTQ del Magic Online antes de que saliese Ixalan, vuelvo a coger mi fiel Storm. He estado toda la semana testeando con el subcampeón de Lituania y hemos llegado a esta lista, con la cual estamos bastante contentos. Hemos probado versiones con y sin Opt, hablado extensamente sobre si nos gusta más la base de maná con fetchlands o preferimos la que se está viendo últimamente sin tierras buscadores y discutido los últimos slots de banquillo para hacer frente a la nueva baraja de moda: 5 Color Humans.

 

Esta es la lista que jugaremos este fin de semana y que con un poco de suerte y habilidad nos llevará a lo más alto, pero si no lo hace, al menos esta locura de mes habrá terminado y podré descansar un poco hasta el GP de Londres en enero.

Tras este mes jugando muchísimo, me he dado cuenta que es mucho más difícil de lo que parece. No es lo mismo jugar un par de ligas en el Magic Online que estar cada fin de semana viajando a alguna ciudad perdida, donde tu rutina se limita a ir del aeropuerto al hotel, de ahí a pasarse dos días en el venue y el lunes volver a casa para repetir la semana siguiente.  No quiero decir que no disfrute de ir a GPs, pero sí que no los disfruto como lo hacía hace 5 años cuando empecé a viajar para jugar a Magic por Europa.

 

¡Hasta la próxima!

Ricardo Sánchez

@_mRichi_

Etiquetas: Pro Tour Ixalan, Viaje, Draft, Standard, Report, Grand Prix, Modern