Demo

Naya Ponza en el nuevo Modern

 

¡Hola a todos!

Hacía bastante que no escribía, aunque seguro que nadie lo ha echado de menos :’(. He estado bastante liado en el trabajo y coincidiendo con las vacaciones ha hecho que pasaran unos cuantos meses desde mi último artículo. Pero eso no significa que no haya jugado a esto de los cartones, de hecho ha sido un Modern Summer bastante cargadito de eventos. 

 

 

 

GP Barcelona y GP Birmingham fueron mis eventos más grandes durante esta época, y ambos de Modern, por supuesto. Vivíamos en la época de Hogaak, Arisen Necropolis, así que no había muchas opciones: o jugabas Hogaak, o tenías un plan para batirla. Yo decidí lo primero. Soy una persona que, por alguna razón, no le gusta jugar el mejor deck del formato (de verdad que yo tampoco entiendo el porqué), pero decidí que para estos eventos jugaría el mejor deck del formato. Era lo que había que hacer, asegurar el tiro. Pues bien, estos fueron los resultados con Hogaak: 1-10 en el combinado entre GP Barceona, GP Birmingham y PTQ Birmingham. Un auténtico DESASTRE.

 

Después de eso solo podía pensar: tengo que jugar los decks que me gustan, de mi estilo, con todas las cartas spicy que me quepan en las 75. Al menos así si pierdo, tendré una buena excusa. 

 

 

Y parece que los astros se alinearon para que eso pudiera suceder, ya que con Hogaak en el formato eso iba a ser imposible. Pero el regalo no vino solo, ya que Faithless Looting también fue baneado, con lo que, junto al desbaneo de Stoneforge Mystic, parecía que abrían la puerta a un Modern mucho más fair. ¡Eso era perfecto! Así que ya solo quedaba encontrar un spicy deck al que agarrarme bien fuerte.

 

Después de un par de listas de 5-0s del MOL, encontré una buena perla:

 

 

OH. MY. GOD

 

Esto es lo que pensé cuando vi la lista. Tenía que probar esta maravilla. Así que me puse a ello. Con sinceridad os diré que pensaba que sería una de esas barajas que pruebas, te diviertes un rato, haces un 2-3 y no la vuelves a tocar en la vida. Pero no. Tenía power level  para combatir. Así que me puse más en serio con ella, a ajustar la lista para ver si podíamos sacarle un poco de pulido y adaptarla a lo que el metagame parecía dirigirse. Y no mucho más tarde, conseguí el primer trophy en el MOL. Estaba convencido. Este deck es competitivo, es spicy y se adapta a mí. No podía pedir mucho más.  

 

Esta es la última iteración:

 

 

Nuevas Armas

Como podéis observar, esta estrategia ha ganado unas cuantas cartas nuevas desde la salida de Modern Horizons, que ha catapultado el poder de este deck hasta niveles bastante competitivos. Vamos a ver qué nuevas armas incorporamos y qué aportan:

 

 Hexdrinker

Esta criatura es muy versátil, tanto a nivel de maná como de situación de la partida. Nos permite poner presión al inicio de la partida, es un mana sink excepcional cuando no tenemos mucho que hacer, es un finisher muy duro...y todo ello pudiendo pagarlo en cómodos plazos. Sí, este bicho es como Cofidis.

 

 Wrenn And Six

Una de las cartas que más impacto ha tenido desde la incursión de Modern Horizons en el formato. Esta carta se ha convertido en una pieza clave en muchos arquetipos del formato, y con razón. Este caminante nos permite generar ventaja de cartas desde el inicio de la partida, permitiéndonos hacer todos nuestros land drops y así asegurarnos de no quedarnos estancados mientras intentamos desarrollar nuestra partida. Además, como ya sabemos, es un seguro de vida contra estrategias con bichos pequeños. ¡Y especialmente en este deck! Cuántas veces nos ha pasado eso de destruir todas las tierras de nuestro oponente, pero este mantenerse vivo en la partida gracias a los mana dorks? Wrenn and Six se asegura de que esto no pase. 

 

Por lo tanto tenemos una carta que nos permite parar el aggro y grindear en emparejamientos que se alargan. Una pieza clave para muchos decks midrange.

 

 Pillage

Otro Stone Rain por 3 manás. ¿Por qué iba a ser este especial? Bueno, por su versatilidad, y más ahora que el tipo artefacto está tan presente en el formato. Sienta igual de bien destruir una tierra que un Batterskull. Y tener tantas cartas maindeck contra artefactos sienta muy bien.

 

 Chandra, Acolyte of Flame

Creo que esta es una de las mejores versiones de Chandra que hemos visto para Modern, y una de las que menos bombo ha recibido. La verdad es que es otra pieza que nos ayuda a mantener el pie en el acelerador durante más tiempo. ¿Necesitamos poner presión? Chandra nos proporciona criaturas resilientes al removal de nuestro oponente. ¿Necesitamos recursos? Tenemos la opción de dar flashback a uno de nuestros hechizos. Y todo ello por un coste más bien moderado. Es una de las cartas que más me ha impresionado por el momento.

 

 Sunbaked Canyon

Las nuevas Horizon Lands son increíbles. Además, unidas a Wrenn and Six harán que nunca perdamos fuelle, nunca. Para esta baraja teníamos ya acceso a Horizon Canopy, pero el doble rojo de PillageChandra, Acolyte of Flame hacen que tengamos que optar por su hermana roja y blanca. 



En general, todas estas cartas han ayudado a que la baraja sea mucho más robusta y más polifacética. Históricamente, Ponza ha sido una baraja bastante all-in con el plan del mana denial, llevando en ciertas ocasiones 10-12 stone rains y Blood Moon. Esta versión, sin embargo, no cojeará si la partida pasa por otro plan, ya que se adapta mucho mejor a cada situación.

 

Gameplan

Podríamos decir que el gameplan principal de la baraja sí es intentar cortar el desarrollo de tierras de nuestro oponente, pero lo hace con un tono mucho más agresivo. Idealmente, nos interesará poner una amenaza antes de empezar a atacar la base de tierras de nuestro oponente. Cuando presionamos tanto las vidas del oponente como sus tierras, les pone en una posición en la que no pueden sobreponerse a ambas cosas.

 

 

 

Pero como hemos dicho, el deck es polifacético. Si el plan de mana denial no funciona o no es efectivo en el emparejamiento, ahí es donde empezará nuestra batalla de attrition con nuestro removal y nuestros caminantes. En estas situaciones es donde una vez hemos estabilizado la partida, cartas como mtg Hexdrinker} convertido en mini Progenitus o un Tarmogoyf gigante pueden decantar rápidamente la partida de nuestro lado.

 

 



Y por último, no nos olvidemos que jugamos 8 rayos y Ajani Vengeant, por lo que si juntamos un par de ellos en mano, puede ser que podamos quemar a nuestro oponente de la nada, cosa que históricamente no ha sido algo que Ponza pudiera hacer. 

 

 

 

Así pues, podríamos decir que el plan A de la baraja continúa siendo el mana denial, pero que su plan B es igual o mejor que su plan principal en los emparejamiento adecuados. 

 

Sideboard

Antes de hablar del banquillo, es importante remarcar cuales son los emparejamientos más complicados para esta estrategia. 

 

El enemigo número 1 de esta estrategia son los decks de combo no basados en criaturas. No tenemos disrupción para su plan, suelen funcionar con un número bastante bajo de tierras y nuestro plan de grindeo no es efectivo. Storm, por ejemplo, es el claro ejemplo de este tipo de estrategias. Solo podremos interactuar con nuestro oponente matando sus bichos. Más allá de ahí, estamos expuestos a ser combados en cualquier momento. Si esperamos un alto número de Storm decks en nuestro metagame, tendremos que meter cartas como Damping Sphere para intentar mejorar algo el emparejamiento.

 

 

Por otro lado, las estrategias que abusan del cementerio también suelen ser un problema. Por suerte, la gran mayoría de esas estrategias han sido erradicadas del formato, pero Dredge parece que ha sobrevivido a la purga, así que habrá que tenerla en cuenta a la hora de montar el banquillo. Podríamos pensar que al llevar blanco podemos sobrecargar nuestro banquillo con Rest in Peace y ya está, pero si analizamos nuestra baraja, meter este encantamiento no es gratis. Cartas como Wrenn and SixTarmogoyfChandra, Acolyte of Flame brillan cuando pueden interactuar con cartas de nuestro cementerio. Así pues, yo opto por buscar otras alternativas. Surgical ExtractionGrafdigger's Cage son las que mejor veo para cubrir el hate contra cementerio. Sin embargo, Dredge está siendo bastante popular últimamente en el MOL y es realmente un emparejamiento complicado, así que me he decantado por añadir una cuarta carta contra cementerio, siendo la carta escogida Rest in Peace por su potencial, aunque a veces sea un poco nombo con algunas de nuestras cartas.

 

  

 

Por último, el emparejamiento contra Jund es bastante close. Es una estrategia en la que el mana denial debería ser bueno, pero ahora que tienen acceso a Wrenn and Six no podemos confiar en que será una estrategia viable, así que debemos pasar al plan de grindeo. ¿Cual es el problema? Que ellos tienen mejor removal y descarte, así que a veces, si nos rompen nuestros planes, será difícil reponerse. 

 

 

En general, la baraja también tiene problemas con criaturas con resistencia superior a 3. Es el problema de llevar 8 rayos, que los culo 4 esquivan nuestro removal bastante bien. Es cierto que a veces podremos combinar un Lightning Bolt con una activación de Wrenn and Six, pero eso es bastante situacional, así que no podemos confiar en ello. Por lo general, los bichos con resistencia 4 o más suelen tener un coste de maná alto, por lo que si mantenemos a nuestro oponente bajo de tierras, podemos evitar que lo juegue. Sin embargo, hay un par de bichos que son especialmente problemáticos: TarmogoyfThing in the Ice. Si esperamos muchos bichos de estos, tendremos que aumentar nuestras copias de Path to Exile

 

¿Por qué no Ponza clásica?

Esta es una pregunta totalmente legítima, pero una vez te pones a analizar las diferencias entre ambas barajas, se ve claramente el porqué. Como he comentado antes, la versión Red Green de Ponza, es una versión que se centra mucho más en ejecutar el plan de mana denial y terminar con finishers mucho más potentes (y caros). Esto hace que se vea obligada a jugar cartas como Arbor ElfUtopia Sprawl que, aunque en conjunto son cartas muy poderosas, por separado pierden mucho potencial y hacen que en general la baraja dependa mucho de que sobrevivan dichas cartas.

 

  

 

Sin embargo, esta versión Naya es una versión mucho más streamlined, con un coste medio mucho más bajo y mucho más acorde con los estándares de Modern. En general, todas las cartas de la baraja tienen un poder individual muy alto, lo que hace que no se requiera de tanta “sinergia” entre ellas para el desarrollo de las partidas. 

 

Además, si consideramos que esta baraja tiene diferentes planes a los cuales se puede adaptar fácilmente, hace que pueda afrontar muchos más emparejamientos en igualdad de condiciones, recordando un poco a los clásicos BGx decks, aunque con un emparejamiento contra los big mana decks muchísimos mejor.



Lo vuelvo a repetir, soy una persona que le encantan los spicy decks, pero cuando veo que un deck puede ser competitivo, lo digo. Y este es el caso de Naya Ponza. Con el power level que tiene actualmente la baraja y el metagame actual de Modern, creo que esta es una buena arma con la que combatir. Además, si dejamos de lado el aspecto de mana denial, el cual no es del gusto de todo el mundo, el resto son cartas fair, bonitas y con dinámicas agradecidas que la mayoría de jugadores seguro que aprecian, así que la diversión con esta baraja está asegurada.

 

 

Espero que os haya entrado el gusanillo por probar la baraja, porque no os arrepentireis. Y si alguien os dice que Ajani Vengeant es tecnología del 2012 (no miro a nadie Miguel Castro) ganarle con él para que tenga que comerse sus palabras. ¡No hay mejor sensación!

 

Esto es todo por hoy, espero vuestros comentarios sobre la baraja.

 

Y recordad, los bichos (y stone rains) siempre ganan.

 

¡Saludos!

 

Sandro Bernabé

@SeRoXx 

Etiquetas: Modern, Naya, Ponza