Demo
 

Conceptos de Juego - 1º Parte

Muchos artículos se han escrito sobre lo importante que es el testeo en Magic y la ventaja que se obtiene al automatizar ciertas jugadas o situaciones a la hora de afrontar torneos importantes. Siendo realistas, prácticamente ninguno de nosotros testea tanto como le gustaría. Siempre acabamos encontrándonos con una situación en alguna de nuestras partidas en la que realmente nos gustaría saber qué hacer con certeza.

Pero el tiempo corre y debemos tomar una decisión basándonos en nuestra intuición y en nuestro conocimiento del juego. ¿Y si os dijera que existe la forma de acercarse a tomar la decisión correcta sin tener cientos de horas de testeo a nuestras espaldas?

La clave está en conocer y aplicar de forma correcta los distintos conceptos de Magic. ¿Y qué son? Bien, estos se corresponderían con el trasfondo teórico de cada una de nuestras partidas y resulta de vital importancia tener presente cuales de ellos son más relevantes dependiendo del cruce en el que nos encontramos. Es primordial saber identificar en qué momento o estado nos encontramos y cuál es nuestro objetivo en la partida con respecto a cada uno de estos. 

Los cuatro conceptos clave de Magic pueden ser desglosados en los siguientes pilares:

- Identificar quién es el mazo agresivo (fuertemente ligado a la carrera de vidas)

- Tempo

- Ventaja de cartas

- Inevitabilidad

En este artículo hablaré de uno de los conceptos más importantes del juego con el fin de exponeros mi punto de vista en cuanto a la importancia y el buen uso de los mismos. Vuestros comentarios con experiencias u opiniones sobre este tema seran como siempre bienvenidos para que así todos podamos aprender sobre esto y progresar como jugadores.

 

¿QUIÉN ES EL MAZO AGRESIVO?

 

Lightning Bolt ©2016 Wizards of the Coast LLC in the USA & other countries. Illustration by Christopher Moeller.

 

Creedme cuando os digo que un gran porcentaje de las partidas que jugamos se deciden por la correcta identificación de este factor. Parece bastante intuitivo que si estamos jugando Modern y vamos a un torneo con nuestra Zoo Burn seremos el mazo agresivo durante la mayoría de las rondas, ¿O quizás no? Todo apunta a que si nuestro rival empieza la partida con un  Celestial Colonnade girado seremos el mazo agresor mientras que nuestro rival tratará de sobrevivir para más adelante imponerse. ¿Y si nuestro rival está jugando Infect y empieza con  Breeding Pool into  Glistener Elf?

Evidentemente todo cambia, y mientras en el primer escenario jugaríamos sin duda una de nuestras criaturas, en el segundo seguro que preferimos utilizar uno de nuestros  Lightning Bolt a modo defensivo. Si tras esto nuestro rival juega en su segundo turno una tierra y un  Blighted Agent entonces deberíamos volver a rehusar de jugar nuestra criatura para utilizar otra de nuestras respuestas en forma de rayo. Es decir, es preferible basarse en “destruir” el plan del rival (estrategia reactiva) que en desarrollar nuestro propio plan (estrategia proactiva).

En un formato como Modern, donde cada estrategia está muy definida y la mayoría de barajas sigue un plan proactivo buscando la mínima interacción con el rival, la posición en la que nos encontramos puede venir dada por el simple hecho de ganar o perder el dado o la mano inicial que abrimos. Imaginad que en la situación anterior en la que estamos jugando Zoo Burn contra Infect ganamos el dado y salimos nosotros con  Goblin Guide y  Searing Blaze a su criatura de turno uno. Nada que ver con la partida en la que empieza nuestro rival, eso está claro. 

Hagámoslo un poco más complicado. En Estándar, las barajas más agresivas son mucho más escasas que en Modern, y en concreto en este Estándar, las estrategias predominantes son las que giran alrededor de un plan midrange, buscando la máxima calidad individual de las cartas en cada coste. Imaginad que estamos jugando Abzan Midrange y tenemos un conocimiento aceptable de las barajas del formato. Nuestra salida ha sido de  Shambling Vent y el rival empieza con  Evolving Wilds. Nuestra única criatura de coste dos en mano es  Den Protector y tenemos la oportunidad de jugarla en el turno dos. ¿Deberíamos hacerlo? En principio,  Den Protector no es una criatura que queramos jugar en turno dos ya que no obtendremos el valor que esperamos de ella. Sin embargo, la salida de nuestro rival con  Evolving Wilds nos indica que está jugando con casi total seguridad 4c Rally o alguna variante de Ramp. Estas son dos estrategias contra las que nos debemos identificar rápidamente como la baraja agresiva, ya que de otro modo perderemos la partida cuando avancen los turnos ante un bien tirado  Rally the Ancestors o  Ugin, the Spirit Dragon. Es por esto que debemos hacer todo lo posible para que nuestro rival no llegue a ganarnos con estas cartas. ¿Conclusión? Jugar el  Den Protector de turno dos y tratar de presionar todo lo posible al rival para imponernos antes de que juegue su hechizo clave. 

Imaginemos ahora que tenemos exactamente la misma salida, con  Den Protector listo para el turno dos, pero nuestro rival comienza con  Zurgo Bellstriker, ¿Debemos jugar nuestra criatura? En este caso debemos identificarnos con la baraja reactiva o defensiva del cruce por lo que nuestras decisiones se tendrán que soportar en esta idea. Jugar un removal sobre la criatura de nuestro rival sería una jugada muy lógica aunque Abzan no es una baraja con demasiado removal en los turnos tempranos, pero… ¿Qué tal convertir nuestro  Den Protector en un removal? Si jugamos nuestra criatura dispuestos a bloquear con ella (algo que deberíamos hacer), estaremos obligando a nuestro rival a tener otro hechizo que salve a su criatura de ser intercambiada por la nuestra. Esta jugada no solo le cuesta maná a nuestro rival (con la consiguiente pérdida de tempo que esto conlleva, algo que veremos en la segunda entrega del artículo) sino que estaremos obligando a realizar la jugada para salvarse de una de nuestras criaturas más pequeñas. Imaginad cuando empiecen a venir en los siguientes turnos los gigantes de verdad…

Como veis, dos escenarios en los que realizamos la misma jugada pero con fines totalmente distintos. ¿Quiere decir esto que siempre tenemos que jugar  Den Protector en el turno dos? Claro que no, en los cruces en los que nos enfrentemos a otras estrategias midrange, es muy importante la ventaja de cartas que nos ofrece esta criatura, recuperando siempre la mejor carta de nuestro cementerio. Por lo que trataremos de jugarla siempre con mana disponible para utilizar su habilidad de megamorph

Este concepto es una de las bases del éxito en Magic y por simple que parezca lo aplican todos los jugadores de talla mundial. Hace muy poco leí una situación del pro player japonés Tomoharu Saito en la que en un draft él tenía una baraja muy agresiva. Tenía un removal en la mano cuando su rival le ataca con una criatura, a la que Saito podía bloquear con éxito ya que el jugador atacante iba a necesitar tener un truco para salvar su bicho. En ese momento Saito podía aprovechar para jugar su removal y ganar una posición todavía más dominante en la partida. Sin embargo, Saito simplemente apuntó el daño en su libreta y siguió jugando. 

¿Por qué no aprovecha una clara situación ventajosa y saca el beneficio del 2x1? Él sabía que tenía que tomar el rol agresivo en esa partida y ese removal le iba a servir eventualmente para eliminar un bloqueador de su rival y conseguir su objetivo, que es el de continuar atacando hasta ganar. Sus vidas en ese momento eran irrelevantes y seguramente su rival acabó arrepintiéndose de atacar con su criatura en lugar de esperar y tratar de bloquear con ella.

Identificar quién es el mazo agresivo no siempre es fácil, y aún menos fácil es hacerlo en cada fase de la partida. Sin duda algunas de las situaciones requieren testeo pero recordad que no todo el testeo se basa en jugar partidas. Es importante leer artículos sobre las barajas que queremos jugar y sobre los formatos que queremos dominar, así como ver vídeos de otros jugadores pilotando las barajas para tratar de identificar errores de los que podamos aprender y que nos puedan ayudar a ganar partidas. Que no sea fácil no quiere decir que podamos ignorarlo. Normalmente, cuando las barajas de un enfrentamiento son similares, (es evidente quien es el agresor entre Burn y Esper Control) el jugador que no identifique de forma correcta su rol en la partida, la perderá irremediablemente.  

 

Anafenza, the Foremost ©2016 Wizards of the Coast LLC in the USA & other countries. Illustration by James Ryman.

 

Mardu y Abzan, por ejemplo, son dos decks similares del formato Estándar en el que nos encontramos actualmente. Tan similares, que hace no mucho surgió Mardu Green, una combinación de ambas barajas tratando de explotar lo mejor de cada una. En un enfrentamiento entre estos dos arquetipos tricolores, es de esperar que otros pilares estratégicos tengan un gran peso, como la ventaja de cartas o el tempo. Pero centrándonos exclusivamente en quién será el mazo agresivo entre dos mazos similares, debemos seguir normalmente estas pautas:

- El jugador con mayor cantidad de removal será el jugador reactivo o de control.

- El jugador con mayor cantidad de hechizos de ventaja de cartas será el jugador reactivo o de control.

- El jugador con mayor cantidad de criaturas será el jugador proactivo o agresivo.

 

Sencillo, ¿Verdad? Si seguimos estas pautas, podemos encasillar a Abzan como baraja agresiva y a Mardu como baraja de control en el emparejamiento.  Por esta razón, si somos los jugadores de Abzan y queremos llevar a cabo nuestro plan con éxito, deberíamos jugar esa  Anafenza, the Foremost en lugar de quedarnos abiertos para un  Abzan Charm. Seguramente nos interese intentar colar un  Wingmate Roc con su correspondiente ficha aunque esto nos cueste hacer algún ataque arriesgado. 

Por otro lado, si estamos en el lado de Mardu, intentaremos que esa  Anafenza, the Foremost deje la mesa nada más tocarla, igual que  Siege Rhino y nunca querremos ver un  Wingmate Roc en frente. Si nos salimos de estas pautas, es muy probable que acabemos perdiendo la partida abrumados por las mejores y más abundantes criaturas de nuestro rival.

En mi experiencia personal, he sido un jugador casi exclusivamente de combo hace un tiempo, en concreto Past In Flames en Modern, así como de Eggs Combo antes de que fuese prohibido  Second Sunrise. En esa temporada, barajas como UR Delver y variantes eran muy populares, tratando de meter presión desde muy pronto y ganando el Tempo de la partida con algún contrahechizo o removal. La lectura correcta del jugador de Delver debía ser meter presión desde el turno más temprano posible mientras se protegía con los counters que iba robando, y remataba la partida con uno o dos rayos. Es decir, Delver era la baraja agresiva o proactiva, y no la estrategia de combo como muchos jugadores pensaban. Normalmente era muy correcto jugar un  Snapcaster Mage al final del turno dos sin objetivos con el mero fin de meter presión, en lugar de guardarlo en la mano para aprovechar su habilidad. Si damos tiempo a la baraja de combo, al final conseguirá la mano que necesita para ganarnos de cualquier forma. 

Lo mismo ocurre con barajas de control puro, cuando nosotros somos el arquetipo de Aggrocontrol, es importante tener el rol agresivo de la partida y obligarle a que se tenga que defender, puesto que sino nos abrumará con su ventaja de cartas en el late game.

Una de las estrategias más comunes en los últimos años es la de cambiar el plan tras el banquillo en ciertos emparejamientos, especialmente contra barajas que llevan al extremo la habilidad de ser proactivas o reactivas. De este modo, no es extraño que alguien en Estándar incluya 8 o 10 cartas de banquillo contra nuestra Atarka Red, o que Esper Dragons incluya  Monastery Mentor para la segunda y tercera partida, una vez que nosotros quitamos nuestro inútil removal. Con esto consigue, entre otras cosas, asegurarse de que no vamos a elegir el plan adecuado, ya que de repente él se posiciona como baraja proactiva gracias a su criatura y nos abruma desde un ángulo que no esperábamos. Tener en cuenta este tipo de detalles puede ser la clave en nuestros torneos, para esto es indispensable conocer las listas más recientes y poder encasillar a nuestro rival en una estrategia para elegir nuestra posición de cara a la partida.

Estoy seguro de que muchos de vosotros os habéis visto involucrados o habéis presenciado este tipo de situaciones en las que estas decisiones son clave. ¡No dudéis en compartirlas en los comentarios!

Para la próxima entrega la semana que viene, hablaré sobre los otros tres conceptos de juego para dar por finalizada esta serie. Hasta entonces, ¡un saludo a todos!

 

José Luis Velázquez

@Joy_NYK

 

Etiquetas: José Luis Velázquez, Teoría